STOP IT

Llegaba una guerra, pero de las de verdad, de las que si nos duelen, pues la víctima es blanca. Llega una guerra, donde el miedo está en no pensar como los demás.

Llega una guerra donde ahora los aliados pueden ser enemigos. Y allá, entre todos los casquillos, cascotes y caídas de misiles, habitaba una familia. Eran 4, el padre clava tablas en las ventanas para protegerse del frío, la electricidad puede caer en cualquiermomento, pero su única salvación es intentar saber qué pasa en la calle, comiendo pantalla de móvil todo eldía y cenando noticias falsas de propaganda.

“Deberían haber huido”, creemos en el calor de un sofá de Ikea mientas vemos las noticias en una televisión de Amazon. Decidieron que era lo mejor, que esto no duraría mucho.Han pasado meses y los casquillos, cascotes y misiles, no han parado. Allá habitaba una familia que cada díarecibe balas en las ventanas, pero ahora el famoso de turno ha engañado a su mujer, así que la guerra, queda aparte, ya no es noticia.

Allá dónde habitaba una familia, ahora solo hay trapos.Aquí, dónde habitaba la razón, únicamente queda manipulación.

PAZ PARA UCRANIA.

¿Quieres comprar este print? PINCHA AQUÍ!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.