METRO

Es un viaje, pesado, casi tan doloroso como levantarte cada mañana para dirigirte a un trabajo que no quieres ni ver, con un horario poco conciliador, con un sueldo poco satisfactorio y una labor que te mata las ganas de vivir otro día más. Pero el viaje es vital, es un viaje necesario, es un viaje de un lugar destruido, es una travesía constante que te convierte en un nómada sentimental. Algunos les dicen “salir a delante”, también conocida cómo “zona de confort”, pero la realidad es que debemos alejarnos de cualquier tipo de dolor que nos ocasione allí dónde estamos, no es una retirada, es huir hacia delante.Debemos hacer este viaje, constantemente, mantenernos en movimiento. Sal de ahí.

¿Quieres comprar este print?PINCHA AQUÍ!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.